03 diciembre, 2006

Al que no vaya a votar...

que le caiga la maldición del rey Tut.

A ejercer nuestro derecho, pues.

1 comentario:

  1. Después de esa amenaza me tomé un par de pastillas para el dolor de cabez y me fui corriendo a mi urna electoral... nada de maldiciones amigo jajajaja. Besos y déjate de eso!

    ResponderEliminar