12 enero, 2008

Pequeña enmienda



Es sólo una pequeña enmienda, una nimiedad, una ñinguita, una pequeña pieza que no empobrece ni enriquece a nadie. Vaya, qué les cuesta. Déjenme probar con ésta del tercer piso... De todas maneras, ustedes son los que deciden... Ya sé que me pidieron que no tocara más eso, sé que la palabra del pueblo es la palabra de dios, pero dios como que no ha entendido que puedo seguir jugando. Lo he hecho bien hasta ahora...

Allá ustedes, sacaré esta pieza del jenga y no pasará nada...

1 comentario:

  1. Muy bueno. Ojalá que los bloques del jenga no seamos cada uno de nosotros. Un gran saludo y un excelente 2008

    ResponderEliminar