02 enero, 2009

Gaza

El 15 de octubre del año 2006 inicié este blog con un texto acerca del ya eterno conflicto palestino-israelí. Los últimos sucesos acaecidos en la franja de Gaza me incitan a repetirlo este día, como una forma de plegaria para que la disputa cese y no llegue a transformarse en el monstruo deforme que avizoró Ernst para la Europa de entreguerras.

-o-

A Yamil Ajmad, mi abuelo, quien fue uno de los 780.000 palestinos que a mediados del siglo XX fueron desalojados de su tierra y partieron hacia nuevos mundos.


Supe ver desde pequeño, en los grises ojos de mi abuelo inmigrante, una nostalgia de infinitas leguas, un recordar de mirada perdida al horizonte. Esa certeza se me hacía evidente cuando mi abuelo cancelaba su silencio y me hablaba de extraños lugares como Galilea, Samaria, Judea, el Hebrón...; sudaba cuando mencionaba la aridez del desierto de Néguev y sentía una gran emoción cuando surgía de sus labios la palabra Jordán: entonces sus palabras corrían como arroyo, terminando de refrescar la tarde cuando mencionaba el lago Tiberíades y el mar Muerto. Recuerdo que me decía en tono melancólico, con una sonrisa que no era de las suyas, que en esa lejana tierra uno se podía hallar tan cerca del cielo como del infierno (años después supe de lo que me hablaba, al encontrar en una vieja enciclopedia que Palestina era Tierra Santa y en ella se encontraba el punto más bajo de la superficie terrestre –395 mbnm–). Mi abuelo continuó su historia y me habló de los cananeos, los primeros habitantes conocidos de Palestina. Me dijo que eso fue por allá por el tercer milenio a.C., fecha que no supe imaginar, y que desarrollaron un alfabeto del cual se derivaron otros sistemas de escritura. "Así, Palestina es cuna de la escritura y la religión", me dijo orgulloso con tono de maestro. "Todos los caminos conducían a Palestina", decía mi abuelo, y explicaba que por su localización se constituía en centro de las rutas que unían tres continentes, llegando así a ser punto de confluencia de manifestaciones religiosas y culturales procedentes de Egipto, Siria, Mesopotamia y Asia Menor... El silencio volvió a los labios de mi abuelo. En el temblor de su pupila perdida vi a su familia, mi familia, bajo el terror de la guerra en la lucha justa por el despojo de sus tierras perpetrada de la manera más vil y canalla por las tropas israelíes. Una invasión de tierra y de alma que produjo el exilio de 780.000 palestinos, quienes desandaron los caminos que antaño servían de comercio y progreso y que ahora les mostraba el ancho mar Mediterráneo como pórtico a lo inesperado. ¿Qué pensaría mi abuelo con las sandalias aún llenas de polvo y apoyado sobre la baranda del barco que cruzaba pausadamente el Atlántico? Ya no lo sabré nunca, pues hace casi veinte años que murió. Por ello nunca supo de la firma del acuerdo de paz celebrado en 1993 entre Yaser Arafat e Isaac Rabín, pero sé que si lo hubiera visto habría vuelto a poner su mirada perdida y diría que un trato con judíos, en tierra de Estados Unidos, es siempre un trato perdido. Sé, abuelo, que con los últimos acontecimientos de ataques israelíes, apoyados por las sandeces de Bush y Rice, habrías exhalado un suspiro de dátil y aceituna y lanzarías al cielo una de esas malas palabras en árabe que nunca quisiste enseñarme a pronunciar.

1 comentario:

  1. Me parecio muy interesante el relato de tu abuelo palestino, pero como el decia todos son cananeos, tanto los palestinos como los judios, son la misma gente.
    y antes de la diaspora palestina existio la diaspora judia, creada por el imperio romano contra los cananeos que tenian la religion judia, esa duro ceerca de 2000 años.
    He leido la historia de esa zona y de como se formo el conflicto, y por cual razon los palestinos se tuvieron que ir, no es tan poetico como lo pintas y si tuvo mucho que ver con la guerra fria, que para mi solo fue la continuacion de la segunda guerra, a menor intensidad y utilizaron a los palestinos y judios como peones en su juego de poder.
    te recomiendo que leas la historia de palestina antes y durante la ocupacio inglesa y los primeros años luego de finalizada la segunda guerra mundial. Los plestinos (cananeos con religion musulmana) pelearon junto a los judios (cananeos de religion judia) contra los ingleses y no tenian rozes mas alla de los religiosos, y luego buscas las razones por la cual la situacion se deterioro entre ambos bandos.
    incluso un primer ministro de israel, que ahora no receursdo el nombre que era sabra, peleo al lado de los paestinos y el una vez hecho el ceunto de como un palestino le salvo la vida, caundo eran guerrilleros contra los ingleses

    ResponderEliminar