26 abril, 2008

El hombre escindido

Cada vez que llega a mis oídos la vieja polémica entre las ciencias y las humanidades, cada vez que presencio el sempiterno dilema de determinar la superioridad de una o de otra, recuerdo inevitablemente a Medardo de Terralba, mejor conocido como el Vizconde Demediado. Ese personaje de la literatura italiana, creado a mediados del siglo XX por Ítalo Calvino, representa a un ser humano escindido, víctima de un cañonazo que lo había separado en dos mitades, las cuales se habían salvado de una manera fantasiosa y que, desde ese momento, vivían de manera independiente.

Creer que las ciencias pueden desarrollarse separadamente de las humanidades, y viceversa, es asegurar que el mundo es maniqueo y que el Vizconde Demediado puede aparecerse en cualquier rincón de una supuesta realidad cuadriculada. La modernidad, en su empeño por racionalizar y clasificar el mundo, ha intentado convertir a los seres humanos en Demediados, la razón separada de la pasión, un corazón desvinculado de su cerebro.

Decíamos que la polémica entre las ciencias y las humanidades es vieja y sempiterna aunque, para algunos, es un falso problema ya superado. Sí, es un falso problema que intenta hacer irreconciliable lo que en realidad puede verse como las dos caras de una misma moneda; pero lo que dudamos, y eso lo podemos comprobar de distintas maneras, es que esa falsa oposición haya desaparecido del imaginario social.

Oigamos por ejemplo en los pasillos de la universidad, o en sus cafetines, la velada rencilla entre los estudiantes de ingeniería y los de educación. Los primeros, los de ingeniería, desvalorando los estudios de educación argumentando que eso es muy fácil, que sólo hay que saber cortar foami y pegar cartulina para salir con una excelente nota. Los de educación, por su parte, critican los estudios de ingeniería aduciendo que eso es sólo aprenderse la fórmula y, cual máquina, dar un único resultado; es una profesión para personas carentes de creatividad, nada que una buena calculadora pueda resolver. En esta situación, que se repite en todas las universidades del país, encontramos la idea de una supuesta superioridad de la ciencia por sobre los estudios humanísticos, quedando reservada la racionalidad para la primera y la pasión para la segunda.

En este sentido, el currículo de los estudios científicos desecha toda asignatura que presuma complicidad con las artes, con la literatura, con las humanidades en general. Una materia para aprender a redactar y otra para hablar de la sociedad venezolana son más que suficientes para dar un barniz humanista a las ciencias. En definitiva, la esencia utilitarista de la pedagogía de Dewey, que da valor a lo que tiene aplicación en la realidad, hace de la humanidad una masa acrítica, descorazonada y sin perspectiva de comunión con los semejantes. Mejor lo dice Luis Beltrán Guerrero:

La ciencia –una faceta de la actividad humana- no es educadora; es instructiva. No es formadora de espíritu, es formadora de mentes, nunca de corazones, y menos de la totalidad del ser. La técnica –derivativo de la ciencia- mucho menos podría abrogarse el papel de formadora. Apenas si educadora de la mano, no alcanza a la mente ni al corazón.

8 comentarios:

  1. creo que esa polemica esta muy incentivada por los humanistas, que piensan que eso es todo, y que las computadores crecen en los arboles.
    Por mi propia experiencia he notado que la mayoria de los cientificos suelen leer mucha literatura, la mayoria toca por lo menos un instrumento y tienen fuertes preocupaciones sobre la etica, y sobre su mismo trabajo.
    por lo menos yo tambien dibujo y participe dos vceces en las bienales de dibujos, y una vez en la de jovenes artistas conozco muy bien la historia de la pintura, al igual que el de la biologia y la fisica. Participo como muchos en foros sobre filosofia de la ciencia
    La mayoria de los cientificos han escrito ensayos o novelas.
    pero e cso contrario no se h visto que un filosofo escriba un tratado de quimica o un libro de matematicas.
    de hecho en la mayoria de los "humanistas2 incluso socielogos y otros se les ve un desprecio a la ciencia, la mayoria de ellos no se preocupa por aprender el lenguaje de la ciencia, la matematica.
    casi todos ellos piensan que las matematicas son algo para estupidos o algo similar, pero son los primeros que quieren los mejores tatamientos medicos que la ciencia les puede ofrecer, mientras desprecian a la ciencia.
    cuando vea a un poeta estudiando matematicas, o estudiando quimica para saber sobre geologia, cambiare mi opinion.
    Mientras tanto seguire pensando que son ellos quienes desprecian a la ciencia

    ResponderEliminar
  2. Luis: ni lo uno ni lo otro. Me parece que todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  3. Diego rojas Pana, disculpame, la primera vez que lei el cometario, no lei la ultima parte. sin animos de ofender y en aras de una discusion fructifera me voy a permitir a realizar un post para rebatirte estos enunciados.
    espero que no lo tomes de manera personal, lo pienso poner como ejemplo de lo que muchas personas creen, aunque tomare como citas lo que escribistes.
    No tengo y no quiero tener un problema con alguien que no conozco, es sim,plemente rebatirlo en el campo intelectual.
    como ahora acabo de poner un post muy largo, y mañana son las elecciones en bolivia espero poder hacerlo para el lunes o martes.
    Espero que te interese. y no voy a repetir los argumentos que he dado aqui.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Luis, esperaré ansioso su post. Mientras tanto, le recomiendo la lectura de esta carta para seguir avivando la discusión: http://www.hoy.es/prensa/20070508/cartas_opinion/ciencias-humanidades_20070508.html
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. para mi es un tanto extraña la discusión. La ciencia es una sola. Es el método que usamos para modelar nuestra comprensión del universo. El artículo este que reseñas de Hoy me parece que habla de otra cosa, llama "ciencias" a una serie de actividades humanas y creo que tanto Luis como yo hablamos de la Ciencia en general como método. Los que nos dedicamos a actividades científicas lo que hacemos es usar ese método para derivar conclusiones que pueden ser expresadas como leyes o modelos. Y el método puede ser aplicado a muchas áreas de las actividades humanas, siempre como una herramienta para conseguir conocimiento.

    ¿Usó Beethoven a la ciencia para escribir sus sinfonías? Si. Si la usó. Sus años de estudio de las formas musicales le permitieron crear esas maravillosas piezas cuyo objetivo eran gozar de la aceptación de su público y de la humanidad entera. Lo mismo aplica para García Márquez cuando mediante el estudio de las formas literarias logró escribir las maravillas que conocemos. Y por ahi con muchos grandes artistas.

    Así que los humanistas también usan la ciencia en muchas de sus áreas para conseguir sus objetivos. Se trata de enunciar hipótesis, someterlas a prueba y analizar cuidadosamente los resultados para enunciar conclusiones. Ciencia.

    Si hay rigurosidad, método, evidencia, y datos, estamos usando a la Ciencia para modelar la realidad. Bien sea esta realidad algo tan concreto como el estudio de las propiedades del cemento para hacer puentes o algo tan sublime como las formas gramaticales para hacer sonetos de amor como los de Shakespeare o Neruda.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:51 p.m.

    Felicitaciones, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!

    ResponderEliminar
  7. Nací en una familia enorme de ingenieros, siendo yo el único humanista y no hay un solo día en el que mi propia familia me humille por eso. La gente de ingeniería tiene un ego tan grande que no les da para pensar en otra cosa, viven tanto en la competencia que incluso se pelean entre ellos, no respetan ninguna carrera que no sea la suya, asi sea otro tipo de ingeniería. Conozco miles de humanistas y ninguno desprecia las ciencias pero, eso si, TODOS detestamos ser humillados y tratados de brutos.

    Yo no desprecio las ciencias, todas las carreras del mundo son útiles y necesarias, pero si desprecio a los ingenieros con toda las fuerzas de mi alma y sobretodo con toda razón. Carrera admirable de ciencias es Medicina y un médico no te trata como un ingeniero jamás.

    Es difícil encontrar un ingeniero que opine que alguien desprecia su carrera, para ellos eso no existe, ellos llaman a los demás envidiosos, esa es su palabra favorita.

    Las ciencias las puede estudiar cualquiera, al fin y al cabo todos estudiamos matemáticas y física en el colegio y si tienes habilidad con los numeros te va mejor (obviamente), pero para las humanidades hay que tener talento y mucha creatividad. Si las ciencias son tan difícil como ellos dicen ¿por qué 15 de 20 personas estudian ciencias?, pasan mas tiempo en la playa y tocando instrumentos que estudiando, razón por la cual raspan y dicen que su carrera es mas difícil...

    ResponderEliminar
  8. Cabe destacar que muchos humanistas de corazón se ven obligados a estudiar ciencias porque aquí en Verguenzuela los humanistas no tenemos futuro, somos considerados, brutos, inútiles, vagos, locos, comegato, etc...

    ResponderEliminar